Seguí el blog por mail

jueves, 21 de marzo de 2013

LA OBRA DE TEATRO DE LA SEMANA: “Las distintas máscaras de las que nos servimos para lograr el amor del otro (o eso creemos)”, por Karina Elalle

LA MARAÑA
De César Eloy y Marti Delavalle
Con Marti Delavalle, Anetta Zacarian y Verónica Santángelo
Teatro el Tinglado
Jueves, 21 hs

 

Muñecas (una, automática y perfecta, la otra, rota por dentro; la tercera, encarnando la falla), esos cuerpos moldeados según una posición de goce, nuestro propio fantasma. ¿Qué es eso sino el amor?

En esta obra, tres deseos en danza se ponen a jugar como en una ronda.

Una maraña, un ovillo de lana que provoca traspiés continuos, hilos que enredan los zapatos (literalmente) y no permiten alejarse del círculo.

Lo no dicho aparece cada vez con el peso de un ladrillo al cuello.

Norma entrega su cuerpo como rehén para el amor materno, cuerpo ofrecido por entero para lograr la mirada amorosa de una madre que, sin embargo, siempre mira para otro lado. “No sé por qué los niños de 8 años se empeñan en ser huérfanos”, se pregunta para justificarse.

Fanny, en cambio, tiene un plan: si ejecuta con precisión ciertos mecanismos, su madre se presentificará allí, se hará real y por fin la mirará. Toda fantasía es válida para completar ese vacío.

Diana, por otra parte, sabe perdida esa mirada y no logra armar una respuesta de por qué le ha ocurrido todo eso a ella: el abandono, el abuso, la pérdida. Sólo el recuerdo de algún gesto de cariño maternal la sostuvo (hasta ahora). “¿Quién sos?”, pregunta una y otra vez con su rostro difuso como una mancha,  a aquella que puede ser cualquier cosa: su hija, la salvación, la precipitación del desastre.

Tres mujeres sin tiempo, detenidas en sus propios laberintos de dolor, entretejen sus historias armando nudos.

Norma, Fany, Diana: tres caras posibles del estrago materno, que un día (porque siempre hay un día) intentan responderse sobre el desamor.

Karina Elalle

No hay comentarios: